5×03 – The Recordist

Tras dos episodios bastante buenos, sobre todo el primero de ellos, llegó el tercero…. y pegó el bajón. La familia Bishop empieza su búsqueda de las cintas perdidas, que resulta que están todas en el laboratorio de Walter. Los observadores son unos vagos o unos confiados, porque a ninguno le pareció sospechoso que cubrieran todo el laboratorio con ámbar. Lo dejaron ahí aparcado, con sus telarañas y palomas y se construyeron un sofisticado laboratorio de experimentación con cerebros justo al lado.

Para que veáis que bueno ha sido el episodio, el dato que más me ha impactado, ha sido ver a la vaca Gene ambarizada. Espero que la desambaricen en cuanto acaben con los calvos. Quedan unos diez episodios, es decir, unas diez cintas de Betamax, para que la vaca pueda pastar de nuevo por los verdes prados. ¿Quedarán verdes prados en el año 2036?

La vaca está ambarizada, ¿Quién la desambarizará? El desambarizador, que la desambarice, buen desambarizador, será.

En la cinta, Walter les da unas coordenadas que les llevan en medio de un bosque, donde viven unos simpáticos personajes con todo el cuerpo lleno de verrugas. Al principio son hostiles, pero luego acaban revelándose como auténticos frikis de la División Fringe. Debe ser el primer club de fans… y el único que queda de Peter, Olivia y Walter. Incluso editan sus propios comics sobre la serie.

Pero no son muy listos. Olivia lleva unas horas en ese bosque y le sale su primera verruga, Walter se la quita y al terminar el capítulo abandonan el lugar y ya no le volverá a salir ninguna verruga más. En cambio, estos personajes vieron salir sus primeras verrugas y decidieron quedarse a vivir allí. ¿Le gusta raspar cuando dan besos? Podrían haberse ido a vivir unos kilómetros del foco de infección, pero prefirieron quedarse allí porque se sentían seguros y tenían su biblioteca montada. Ellos sabrán.

Resulta que el foco de infección estaba en el pozo de una mina. Un pozo donde Walter escondió una cosa muy importante para que su plan para acabar con los calvos diera resultado. Unas rocas que le servirían como fuente de energía y que alguien ya intentó recuperar con anterioridad, pero se había convertido en verruga humana y no le dio tiempo a sacar las piedras. También lo intentó un tal Donald, al cual apresaron los observadores. ¿Quien era Donald? No lo sabemos, pero sabía que esas rocas formaban parte del plan de Walter.

Lo mejor del episodio.

Pero el equipo Fringe es descubierto por una cámara de vigilancia de los observadores, y un grupo de partidarios le sigue la pista. Así que a Walter no le da tiempo a construir un traje especial para bajar al pozo, así que uno de los verrugas se presenta voluntario para suicidarse por el bien común, tras una charla con Peter. Tal vez, podrían haberse esperado unos días, pero no hay tiempo.

En el apartado sentimental, Peter tiene hambre y recuerda un restaurante donde hacían una exquisita tarta de manzana. Olivia no quiere recordarlo porque mientras su marido se inflaba a tarta de manzana, ella estaba pensando en que su hija pequeña podría estar muerta.

One Response to 5×03 – The Recordist

  1. Javier says:

    Promo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: