4×22 – Brave New World: Part 2

Ahora mismo os estaréis preguntando… ¿A que coño viene éste ahora con la review del último episodio de la cuarta temporada de Fringe? Pues yo tampoco lo sé, así que habrá que añadirlo a la lista de misterios que tienen que ver con la serie y todavía no se han resuelto. Antes de nada, la pregunta obligada es… ¿Que me ha parecido el episodio? Pues no ha estado mal, hubiera sido un final digno para la serie, pero menos mal que habrá una última temporada, porque después de haber visto el episodio de la invasión de los calvos, si no hubiera habido una quinta temporada, me subo yo mismo a la máquina y me cargo el universo. Bueno… tanto no, solo los estudios centrales de la FOX y los de Telecinco, aunque no tengan nada que ver, pero ya que estamos…

Del episodio no me acuerdo muy bien, porque hace tiempo que lo vi, pero recuerdo que la pelirroja que salía en Lost era mala. trabajaba para William Bell, murió y hacía cosas extrañas con los ojos, como Marujita Diaz pero oliendo a muerto. Sí, ya sé que no es la parte más importante de la trama del capítulo, pero fue el momento que más me llamó la atención. Si Olivia se hubiera metido otra vez en ropa interior en el tanque de agua, entonces sería ese.

Creo que me está haciendo ojitos.

Pero vayamos a lo importante. El plan maléfico de William Bell, era destruir nuestro universo para crear uno nuevo a imagen y semejanza de Espinete. ¿Por qué? Porque le salió de los huevos. Al tío le hacía ilusión ser Dios y punto. Como a aquellos niños que les gusta disfrazarse de pastorcillos o la Virgen María en Navidad. Para ello, necesitaba una gran fuente de energía llamada Olivia. Tanto él, como David Robert Jones, se han pasado toda la temporada activando a Olivia, a base de inyecciones de Cortexiphan, traumatizándola y secuestrándola en gasolineras.

Así que la única forma de parar el Apocalipsis Belliano, era desactivar a Olivia y como a Walter se le olvidó instalarle un botón de ON/OFF, no tuvo más remedio que dispararle en la cabeza. Menos mal que mi televisor si tiene ese botón, si no tendría que comprarme uno nuevo todos los días. Pero lo bueno de Olivia, es que tiene sobredosis de Cortexiphan en las venas, es como Lobezno pero en tía buena. Solo hay que sacarle la bala con lo primero que encuentres y se regenera automáticamente.

La agente Dunham ha superado claramente los poderes de los observadores, es mucho más rápida que ellos al parar balas con la mano y si pisa un símbolo extraño, no se queda hecha una estatua. Parece que William Bell ha descubierto el punto débil de los observadores, si los calvos pasan por encima de un símbolo de esos raros que escriben en su libreta, quedan atrapados. Pero tampoco sirve de mucho, porque si tienen una tabla de madera cerca, solo tienen que borrarlo y quedan liberados. Gracias Peter, por usar tu alto CI.

Peter jugando al Rasca y Gana. 

¿Y que ha hecho Peter en este episodio? Pues lanzarse desde un helicóptero con un brazo en cabestrillo, intentar llorar con naturalidad, recibir una torta de Walter y ser papá. ¿Os parece poco? No se ha subido a la máquina, ni ha dejado de existir, pero el tío ha estado siempre al pie del cañón. Otros en su lugar, en cuanto se hubieran enterado de que iban a ser padres, se habrían subido a la máquina para desaparecer. Al igual que hizo William Bell, que solo tiene que tocar una campana para ser teletransportado a la nave Enterprise. Pero por mucho que huya, se va a quedar manco.

La verdad, es que este episodio habría estado mejor, si hubieran emitido después el 19, porque el fin del universo pierde todo el interés, cuando sabes que el plan de William Bell va a fracasar porque ya vimos el futuro. La única duda que nos quedaba era saber si Olivia moría o no, y sabiendo de antemano que iba a ver una temporada más, tampoco sorprendió demasiado su resurrección. Incluso sabíamos que iban a tener una niña y que le pondría un nombre horrible. Así que la noticia del embarazo, solo sorprendió a Peter.

La cara de Peter al enterarse de que iba a ser padre… ¿o es la que puso al ver a Olivia muerta?

Y hasta aquí llegó la cuarta temporada. ¿Y que me ha parecido? Pues un poquito floja y algo repetitiva, con episodios muy buenos, y otros no tanto. Aún así, es Fringe y me ha encantado en conjunto. Echaremos de menos el universo rojo, aunque no mucho a Lincolnsopas. Y que el episodio que más me ha gustado de la temporada haya sido el 19, quiere decir…. que nos espera una quinta temporada emocionante. No vemos el 28 de septiembre de 2012.

Fotos promocionales de la 5ª temporada

Fringe en la Comic Con 2012

Todo lo bueno se acaba y lo malo, por suerte también, que se lo pregunten a Terranova. Ésta será la última temporada de Fringe y ésta ha sido la última vez que podamos ver a todo el reparto junto en la Comic Con. A no ser que hagan algún evento cuando sean más viejunos, como han hecho este año los protagonistas de Firefly.

En el primer día, el reparto de Fringe se dedicó exclusivamente a posar para las fotos, firmar autógrafos y realizar alguna entrevista. Se echó en falta a Nina… bueno, la verdad es que yo no, pero seguro que mucha gente si. Anna Torv se presentó con un vestido con los colores de la bandera de Yemen, que seguramente haya sido la mejor publicidad gratuita que un país haya recibido jamás. Que alguien confeccione un vestido con los colores de España y se lo envíe a Olivia de inmediato. Astrid lucía nuevo peinado, que los peluqueros debieron tardar varias horas en realizar y por eso no les dio tiempo a peinar a Joshua Jackson.

Al día siguiente llegó el gran momento, el último panel de Fringe. Los fans recibieron al elenco con tulipanes blancos… dibujados en un folio, que no había una floristería por ahí cerca. Esta vez, para que no se fijaran en si se peinaba o no, Peter apareció con uno de los sombreros de observador que daban en la convención y con una camiseta que le venía un poco pequeña. (Véase la prueba en la foto que aparece al inicio de la entrada) Anna iba de rojo, y los demás, ahora mismo no me acuerdo.

Se suponía que iban hablar sobre la quinta temporada, pero dieron pocos detalles y dedicaron más tiempo a despedirse. Incluso a Jasika y Anna se les escaparon algunas lagrimillas. Joshua por el contrario, tuvo que echarse el contenido de una botella de agua en el ojo, para simular el llanto. Se nota que es un actor de método. Para una información más detallada de lo que ocurrió en el panel, echadle un vistazo a Zona Fringe.

Una vez terminado el panel de Fringe en la Comic-Con, Joel Wyman publicó en su Twitter, un trailer especial sobre la quinta temporada. Hay algunas escenas nuevas que fueron rodadas exclusivamente para este avance, pero que no aparecerán en la nueva temporada. Una pena, la escena de Peter bajando, con su salero habitual las escaleras mecánicas de El Corte Inglés, era muy impactante. Para ver más fotos y vídeos del evento, no olvidéis visitar nuestra página en Facebook o la de Queremos que la vaca de Fringe tenga una estrella en el Paseo de la Fama.